¿Quiero una página web gratuita o de pago?

¿Quiero una página web gratuita o de pago?

Hola a tod@s! Sabemos que resulta llamativo el título de este post, no se os ocurra dejarlo a medias, ya que es muy interesante. En este post vamos a ver las distintas opciones que tenemos a la hora de crear una página web gratuita o de pago.

Pero, ¿qué es una página web gratuita?

Como su propio nombre indica significa que no vas a tener que pagar por tenerla o al menos no con dinero. El coste será tu tiempo y esfuerzo. Ahora bien, desde aquí te avisamos de que quizás y solo quizás cuando la termines no haya valido la pena.

Las plataformas tipo Wix, 1and1, Jimdo no son más que servicios programados para crear un conjunto de sitios web ciñéndose a un número determinado de opciones limitadas que no te permiten tener total libertad.

Este tipo de páginas gratuitas tienen beneficios a través de su servicio básicos en la generación de publicidad hacia su web y dominio, además si te sales de lo que el plan gratuito trae (suele ser limitado para la mayoría de los usuarios) te ofrecen mejoras a cambio de un plan mensual y aquí es donde a ellos les reporta grandes beneficios.

Siempre existe una limitación tanto de servicios o de velocidad para que ellos puedan, evidentemente venderte sus servicios más destacados. Los precios oscilan entre los 4.99 y los 16 euros al mes.

Os estáis preguntado, pero porque tengo que pagar si es gratuito. Es que la palabra gratuito solamente se refiere a la creación de la web, siempre lleva un mantenimiento, una mejora de servicios u otro tipo de servicio y es ahí donde entra el pago.

Este tipo de páginas están destinados a personas que no quieren apostar por tener una página web única y personalizada y no buscan diferenciarse de su competencia.

¿Qué diferencia existen entre la gratuita y la de pago?

Muchas, pero muchas son las diferencias que existen entre una página web “gratuita” y una de pago. Las más destacadas al elegir una de pago son :

  • No existe ninguna limitación de ningún tipo de servicio, funcionalidad o personalización
  • Tendrás el control del alojamiento de tu página web y la velocidad de acceso
  • Podrás realizar modificaciones en cualquier parte de la web
  • Si quieres, crearás una página web con un diseño único y totalmente personalizado a tu gusto
  • Llevarás el control y seguimiento de tus usuarios

Existen muchas más diferencias según el proyecto que vayamos a desarrollar con sus funcionalidades y características únicas, pero seguro que os habéis hecho una idea de las más importantes a primera vista. Si no sabes que hacer en tu proyecto y quieres preguntarnos, envíanos un email y nos pondremos en contacto contigo.

Este tipo de páginas web hoy en día son las que marcan la diferencia. Ahora bien, y como siempre, cuantas más cosas necesites, mayor será el coste. Eso sí, te recomendamos encarecidamente que compares precios. No necesitas pagar más de la cuenta ni confiar en quien te pida 300€ por una web. Las cosas tienen su valor y saber hacerlas requiere su tiempo.

Y, ¿Cuáles son las opciones de una página web de pago?

Como primera opción sería la contratación de una empresa especializada en la realización de páginas web. Como comprobarás con una simple búsqueda en Google o tu buscador habitual existen multitud de empresas dedicadas a satisfacer las necesidades tanto de particulares como de empresas en este sentido.

Esta opción suele ser la más cara pero también la que mejores resultados nos va a aportar en nuestro proyecto.

Si no nos convence o no tenemos el capital necesario, podemos optar por contratar a un freelance/autónomo para que nos realice nuestra página web, la desventaja de decantarse por esta opción suele ser la limitación de conocimientos y habilidades.

Como una tercera opción surgiendo con fuerza es la el lanzamiento de tu proyecto en páginas tipo nubelo, twago donde podremos publicar la idea de nuestro proyecto, el presupuesto y solo tendremos que esperar a recibir propuestas de los usuarios. Esta opción a primera vista es más atractiva en el precio pero suele tener consigo otro tipo de desventajas como:

  • Normas del intermediario
  • Comisión por parte del intermediario
  • Contacto indirecto con el desarrollador del sitio web

Entonces, ¿Cuál elijo?

Esta es la pregunta del millón y esperamos haberte ayudado, pero finalmente eres tú (con tus circunstancias) quien debe responder.

Si tienes dudas sobre como podrías llevar a cabo tu proyecto, presupuesto, plazos, habla con nosotros, no tienes nada que perder!