Películas que todo emprendedor tiene que ver (Parte 1)

Películas que todo emprendedor tiene que ver (Parte 1)

Tener una gran idea, llevar esa idea al papel, crear un negocio y alcanzar el éxito. A grandes rasgos, ese es el camino que tiene que recorrer cualquier emprendedor que tenga el sueño de la empresa propia.

Resulta importante conocer las historias y lecciones de aquellos que ya enfrentaron situaciones similares, superaron obstáculos y alcanzaron sus objetivos. Y nada mejor que conocer inspiraciones de la vida real que fueron adaptadas al cine.

Te vamos a mostrar 8 películas (en dos entregas) que cualquier emprendedor, en cualquier etapa de su negocio, debería ver.

  1. Moneyball: rompiendo las reglas (EE UU, 2011)

Billy Beane (Brad Pitt), director general de los Atléticos de Oakland (béisbol), se hizo famoso al conseguir grandes éxitos por medio del método ‘Moneyball’, programa que consiste en construir un equipo competitivo con menos recursos económicos que la mayoría de los equipos de las Grandes Ligas y empleando métodos estadísticos por ordenador para coordinar a los jugadores.

Se trata de una excelente inspiración para cualquier emprendedor sin experiencia: una vez que Beane adopta esta estrategia la sigue hasta el final, aun cuando nadie creía que podría funcionar.

  1. La red social (EE UU, 2010)

Este filme cuenta en detalle cómo el emprendedor Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg) dio vida a Facebook, desde el tiempo que vivía en un dormitorio en Harvard hasta crear una de las mayores y más respetadas empresas del planeta.

En medio del camino, Zuckerberg se hizo famoso y cosechó una gran fortuna, al mismo tiempo que coleccionaba enemigos y desafíos.

  1. En busca de la felicidad (EE UU, 2006)

Película con una gran lección: la ética y la perseverancia pueden ayudarte a conseguir lo que estás buscando. Chris Gardner (Will Smith) es un vendedor brillante y con talento, pero su empleo no le permite cubrir sus necesidades básicas. Tanto es así que acaban echándolo, junto a su hijo de 5 años (Jaden Smith), de su piso de San Francisco. Ambos quedan en la calle.

Cuando Gardner consigue hacer unas prácticas en una prestigiosa correduría de bolsa, los dos protagonistas tendrán que afrontar muchas adversidades para hacer realidad su sueño de una vida mejor.

  1. El lobo de Wall Street (EE UU, 2013)

Película basada en el corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio). A mediados de los años 80, Belfort era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero pronto aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ganar una buena comisión.

Su enorme éxito y fortuna le valió el mote de ‘El lobo de Wall Street’. Dinero. Poder. Mujeres. Drogas. Las tentaciones abundaban y el temor a la ley era irrelevante. Jordan y su manada de lobos consideraban que la discreción era una cualidad anticuada; nunca se conformaban con lo que tenían.

Al mismo tiempo que ‘El lobo de Wall Street’ es una gran lección de emprendimiento, también muestra los riesgos de la ambición descontrolada.