Google y Fiat se unen para hacer viajes en coches autónomos

Google y Fiat se unen para hacer viajes en coches autónomos

Google y Fiat Chrysler ofrecerán por primera vez al público viajes en vehículos autónomos que ambas empresas construyen en sociedad. Las compañías habían anunciado a comienzos del año pasado la construcción de 100 minifurgonetas híbridas autónomas Chrysler Pacifica.

Las unidades prototipo ya fueron probadas en Arizona, California y Michigan. Pero ahora Waymo, el proyecto de vehículos autónomos de Google, permitirá a centenares de personas residentes en Phoenix viajar en estas unidades para conocer la experiencia. Los interesados ya pueden solicitar un viaje en la página de la compañía.

En este vídeo (en inglés) podemos ver cómo la pasó una familia que estrenó este peculiar vehículo.

Waymo dijo que quiere conocer a dónde quieren ir las personas en un vehículo autónomo, cómo se comunican con la unidad y qué tipo de información y controles desean. Todos estos datos ayudarán a la compañía a evaluar el prototipo y a barajar mejoras futuras.

El director general de Waymo, John Krafick, declaró que la colaboración entre las dos empresas “está ayudando a ambas compañías a aprender cómo traer automóviles de conducción autónoma al mercado y entender los beneficios de seguridad y movilidad de esta tecnología”.

“La suma de las próximas 500 unidades de Chrysler Pacifica Híbrido es un reconocimiento más al gran trabajo que están realizando ambos equipos de ingeniería”, añadió Marchionne. El coche fue creado por Google en 2009 y renombrado como Waymo en 2016.

La empresa aporta el programa informático, los sensores y cámaras. Y Fiat, la estructura básica del vehículo.

Otras experiencias

Waymo no es el primero en poner pasajeros reales en vehículos autónomos durante la carrera para el desarrollo de esta tecnología. La compañía de transporte de personas Uber ha utilizado Volvos autónomos en Pittsburgh desde fines del año pasado.

A su vez, la nueva empresa nuTonomy de Boston ofrece servicio de taxi a pasajeros en Singapur y Boston. En todos los casos, un conductor va de respaldo en las unidades.