¿Cómo usar el ‘Storytelling’ en Social Media?

¿Cómo usar el ‘Storytelling’ en Social Media?

Antes que nada definamos qué es el ‘Storytelling’. Su traducción al español ya nos da una pista: ‘Contando historias’. En efecto, se trata de una técnica narrativa que busca conectar con el público desde lo emocional.

Buenos ejemplos son los anuncios de la Lotería de Navidad (anuncio 2016 y anuncio 2017). Relatan una historia y nos atrapan desde la emotividad. Cuando las historias están bien narradas, el mensaje cala en el público. Y eso quieren las marcas. Ya sea en anuncios en televisión, en prensa escrita, en radio o en una web.

Pero, bien, a nosotros nos interesa hoy cómo llevar un buen ‘storytelling’ en redes sociales. Contamos con la ventaja de que son herramientas muy dinámicas. A continuación, algunas claves:

1) Practica la Pirámide Dramática

Ya sabemos que apelar a lo emotivo es fundamental, que el público emocionado se identifica mejor con nuestro mensaje, en definitiva, con nuestro producto o servicio. Por eso, a la hora de idear historias tengamos en cuenta la Pirámide Dramática (o Pirámide de Freytag), que da una vuelta de tuerca al clásico ‘inicio-nudo-desenlace’.

Este nuevo concepto habla de 5 momentos: la Exposición (inicio), Tensión creciente, Clímax, descenso de la Acción, y Resolución. Son 5 reacciones emocionales que movilizan al receptor.

Y siempre conecta con una emoción específica: miedo, deseo, rabia o felicidad. Esto ayuda a movilizar al público hacia una acción.

2) Utiliza el lenguaje propio de redes sociales

Las redes sociales tienen su estilo propio. Debemos tenerlo en cuenta a la hora de relatar tu historia ya sea con imágenes o vídeos. Es decir, debemos ser breve, variado (romper la monotonía visual), plantear preguntas (llamarla atención e interactuar con el público), tutear, ser informal y comenzar con impacto (para atrapar al instante).

3) Conecta con el corazón

En el relato, sea con imágenes o pequeños vídeos, intentemos apelar a las emociones y a los sentimientos. Recordemos que ya no va más el ‘Compre ya’, menos en redes sociales. Pensemos en Coca Cola y su ‘chispa de la vida’, en la que habla de la felicidad, del ‘carpe diem’, de ‘hacer locuras’. Pensemos en Red Bull y en sus sensaciones extremas. Y en tantas otras. Todas cuentan historias donde, casi siempre, un personaje de ‘carne y hueso’ es protagonista y donde la acción transmite emociones fuertes.

Como dijo Ashram Ramzy en su libro ‘Storytelling: La máquina de fabricar historias y formatear las mentes’, “la gente no compra productos, sino las historias que esos productos representan. Así como tampoco compran marcas, sino los mitos y arquetipos que estas marcas simbolizan”.