5 beneficios de animarse al networking

5 beneficios de animarse al networking

Seguramente lo habrás escuchado bastante. Pero nunca está de más repasar los aspectos más relevantes del networking o, lo que es lo mismo, la técnica para ponerte en contacto con otras personas que pueden aportar valor a tu negocio.

Así que aprovecha cualquier charla, evento, convite o congreso para extender tu red. Las ventajas para tu empresa bien lo valen.

  1. Te da visibilidad

Más allá de los canales para darnos a conocer, también podemos convertirnos en nuestra propia agencia de comunicación. Porque en los encuentros daremos a conocer nuestra marca o servicios.

Si potenciamos esa visibilidad podemos convertirnos en un referente a medio plazo al que otros profesionales o empresas acudirán en algún momento dado.

  1. Te inspira

El día a día de cada negocio despierta retos constantemente. Conocer a otros colegas o empresas nos aportan conocimiento, ideas e inspiración que podemos aprovechar para nuestro negocio.

Muchas veces interactuar con personas del mismo sector o hasta con nuestros propios competidores pueden despertar las más inesperadas ideas.

  1. Te permite aprender de la competencia

No son nuestros enemigos. Podemos conocerlos y aprender de ellos. Incluso pueden contar con nuestros servicios o productos en casos de alta demanda que ellos no pueden cubrir con sus propios recursos.

  1. Te abre a una nueva red de contactos

La mayor visibilidad trae por decantación una nueva red de contactos. Y, por tanto, también de posibilidades. Hay que romper el hielo, dejar de lado la timidez y conversar con gente que no conocemos. Ya con cierto rodaje sabremos distinguir los contactos correctos de los que no aportan nada.

5. Te permite desarrollar tus habilidades de comunicación

Casi obligatoriamente el networking mejorará nuestras habilidades comunicaciones. Tendremos que acercarnos, conversar, hacer presentaciones, estudiar la mejor manera de transmitir ideas. Y estos recursos a veces no lo tenemos muy desarrollados.

Para estas ocasiones también se recomienda el ‘elevator pitch’ o ‘discurso del ascensor’, término usado para referirse a una presentación breve (similar a un viaje en ascensor), apasionado y en la que solo se busque captar la atención del interlocutor (no tratar de venderse).

Así que aparquemos el móvil, desconectemos de Internet y centrémonos en los nuevos contactos que podemos obtener fuera de la oficina.