Subir
 

Tienda online: ¿cómo organizar un catálogo de productos?

Uno de los problemas más recurrentes en tiendas online es la organización de productos. Muchas veces no le damos la importancia que requiere, pero pensemos que simplificarle la navegación al visitante resulta clave para convertir la visita en compra.

Lo más común es confundir las categorías con los filtros. Empecemos a diferenciarlos. Las categorías son el punto de partida del árbol del catálogo. Son excluyentes, es decir que si un producto forma parte de una categoría no debería formar parte de otra. Por lo general se agrupan en una página y se les aplica diferentes filtros. Por ejemplo: bolsos, zapatos, pantalones.  

Por su parte, los filtros sirven para especificar los productos y achicar la lista de resultados. A diferencia de las categorías, se pueden aplicar varios filtros a un mismo producto, como zapatos. Por ejemplo, en  talles o colores.

Si el atributo se repite a lo largo de varios productos entonces debería ser un filtro. Por ejemplo, si tenemos varios tipos de productos marca Puma, entonces Puma es un filtro y no una categoría.

¿Cómo nombrar las categorías?

Este es otro error común en las tiendas online porque a veces las categorías se usan para hacer branding, y no ayuda a las personas a encontrar el producto que buscan. Por ejemplo, si usamos ‘Slim Wear Carlos’ para referenciar ‘camisetas’ resulta difícil identificar el producto que puedo encontrar siguiendo ese enlace.

Los nombres de las categorías tienen que ser descriptivos y ayudar a crear una idea clara sobre qué tipo de productos se va a encontrar. Por eso, tienen que ser fáciles. Pensemos en usuarios nuevos, ellos también tienen que poder encontrar productos.

También debemos evitar nombres ambiguos y lenguajes específicos de nuestra industria para nombrar categorías. Por ejemplo, si vendemos lámparas, no usemos el nombre de la lámpara para la categoría porque solo expertos van a poder identificarlas.

Elijamos una manera de organizar productos y mantengámosla en el tiempo, no hagamos un mix entre diferentes lógicas de orden. Si contamos con una categoría que se llama ‘sofás’ y otra ‘infantil’, cuando tengamos que buscar un sofá para un peque, ¿en dónde la buscaría?

¿Cuándo cambiar?

Si bien hablamos de crear un árbol consistente, podemos hacer excepciones si nuestro público nos da juego. Si a nuestro público le encantan los descuentos es recomendable crear una categoría o filtro con los productos en oferta. Lo mismo puede pasar con productos nuevos o de temporada.

Si tenemos un tipo de producto que es muy buscado puede que tenga sentido crear una categoría para este producto también.

Estas categorías deberían estar generadas con filtros. De esta manera queda destacada desde el menú principal pero cuando la persona ingresa entiende dónde está ubicada.  

Últimos comentarios

Lo sentimos, los comentarios estan cerrados en este momento.